Happy family

jueves, 6 de agosto de 2009

Fantasmas y más fotos!!!

Espero les gusten, por cierto como todo hotel que se fundó en una antigua hacienda pues.... tiene sus fantasmas. En la primera noche que pasamos, Pinky no quería entrar a la habitación y pues la obligamos, pensamos que era porque no conocía el lugar pero apenas la metimos corrió a esconderse debajo de la cama y hasta el rincón, cosa rara en ella ya que le encanta dormir en la cama no importa que no haya nadie en casa. Pues como llegamos bastante cansados del viaje, nos dedicamos a bañarnos y a ir a comer algo al restaurant que tiene el hotel, así que apenas terminamos enseguida nos fuímos a acostar, aunque mi marido enseguida se fué al patio a hacer diexismo utilitario (le encanta andar metido en eso), Pinky se fué con él porque no quería entrar a la habitación. Pues cuando regresaron él la subió a la cama y enseguida se acostó en medio de los dos con la cara entre las almohadas. A eso de las 4 ó 4:30 de la mañana, me paré al baño y al regreso revisé que todos estuvieran bien tapados (en la madrugada se sentía mucho frío), pues acababa de poner la cabeza en la almohada, cuando una voz de niño pequeño cerquita de mí me dijo: ¿mami, mami eres tú?. Les puedo asegurar que no era la voz de mi hijo ya que él la tiene ronca y aparte tiene 20 años. Me entraron nervios lógico, pero con voz suave le contesté: ¡no bebé, pero ya vete a dormir que es muy tarde, anda que la virgencita te cuide y te acompañe!.
Con el corazón saliéndoseme de lo acelerado que estaba y toda la calma del mundo me voltée hacia donde estaba dormido mi esposo, ya casi se me salía el corazón de los nervios y que me topo con Pinky que tenía los ojos como platos y temblaba mi pobre nena, se quedaba viendo hacia atrás de mí y siguio con la vista algo que yo definitivamente no había visto; solo atiné a abrazarla y la tapé con la sábana, me puse a decir una oración de protección y así seguí hasta las 7 de la mañana en que el sol empezó a entrar por la ventana.
Pues a penas se levantó mi marido nos vió a las dos con cara de susto y me preguntó si se sentía mal Pinky ó si acaso yo era la que me sentía mal. Le dije que le platicaba pero que lo tomara con calma y zas! que le digo lo que nos había pasado en la madrugada. Él con toda la calma del mundo me dijo: ya sé que aquí había algo raro, Pinky nunca ha reaccionado así en los otros lugares a donde hemos ido, además mientras escuchaba el radio sentí que alguien estaba junto a mí viendo las cosas.
Así que cuando nos sentamos a desayunar le pregunté a la encargada si había familias con niños en el hotel y me dijo que no!!!, que solo estábamos nosotros y dos parejas de luna de miel pero ellos estaban en otra sección.
Bueno les pongo una foto que tomó mi esposo en la noche a sus equipos, el mismo día que llegamos verán que aparecen orbits que definitivamente no estaban ahí visibles cuando se tomó la foto; aparte en la parte trasera lo que hay es un terreno grandísimo a manera de bosque y no hay ninguna construcción en él. Les señalo en la foto los orbits si la amplían pueden verlos mejor.También les pongo foto de parte de los jardines del hotel.
Saludos

2 comentarios:

Laurita dijo...

madre mia!!!! si me ha dado miedo a mi con solo leerte!!!! a mi me pasa eso y te juro que salo de la habitacion escopetada, jejeje, soy muy miedica!!!!

un beso fuerte

yayis dijo...

que cosa!!!

que hotel es? donde esta? esta genial! de por si estoy planeando unas vacaciones especiales para mi maridin y el enano... que se las quiere dar de cazafantasmas, seria genial pasarla ahi! dime dime dime

desgraciadamente el pequeñito esta perdido, quiza no se dio cuenta de que ya no esta en este plano... que triste... eso me mueve mas a ir.

tranki, que cosas como esas pocas en la vida, y la vida, hay que disfrutarle tooodo

un abrazo y un the de tila para la pobre pinky